¿Me estabas buscando?

¡Buenos días a todo el mundo!

Antes de nada me gustaría preguntaros, ¿habéis leído el libro Postpublicidad de Daniel Solana? Si no lo habéis hecho, creo que deberíais hacerlo. Aquí podréis encontrar versiones del libro en distintos formatos, pero para que vayáis viendo de qué va la cosa me gustaría introducir algunos términos que el autor utiliza.

Solana habla de postpublicidad para referirse a una nueva publicidad que nace a raíz de muchos factores, entre ellos la infoxicación o, lo que es lo mismo, la saturación de la gente ante los mensajes publicitarios y el rechazo hacia ellos, sobretodo debido a la llegada de Internet y la proliferación de los distintos soportes que dan acceso a él. Está claro que las cosas han cambiado. Por ello, la publicidad y el marketing deben reinventarse y plantearse de un modo distinto, deben dejar de perseguir al público objetivo, dejar de gritar y de acechar. La realidad nos ha conducido a una situación en la que una estrategia de comunicación no puede ser así. La comunicación debe ser como una frambuesa, un apetitoso y atractivo contenido publicitario que espera pacientemente a que el público lo consuma.

Imagen

Este principio es la base de lo que vamos a ver en la entrada de hoy, en ella me gustaría hablaros del inbound marketing o marketing de atracción. Se trata de una técnica no intrusiva, una técnica a través de la cual es la persona la que se encuentra con la marca e interactúa con ella de forma consentida. Más que una técnica, incluso se podría llegar a decir que es una filosofía.

Se trata de un concepto relativamente nuevo que acuñó Brian Halligan (cofundador y CEO de la compañía de software de marketing HubSpot) junto con Dharmesh Shah y David Meerman Scott en el año 2005, fruto de la inmersión en el mundo digital en el que nos encontramos hoy en día. El inbound marketing consiste, fundamentalmente, en crear contenido de calidad que lleve hasta tu página web, blog, etc. a los usuarios sin que tengan la sensación de que se les está vendiendo algo; es decir, la idea es lograr que sean ellos mismos los que quieran estar ahí. De este modo, el contenido que tiene que ofrecer la compañía debe estar alineado con los gustos e intereses del target.

En definitiva, tal y como explican en la propia web de HubSpot, “publicando el contenido adecuado, en el lugar correcto y en el momento adecuado, el marketing se vuelve relevante y útil para los clientes”. Esto es lo que funciona y lo que gusta.

Imagen

 

Fuente: HubSpot

El principal objetivo a lograr con este método es ganar o generar: visitas, leads y clientes. Se trata de un proceso que podríamos dividir en cuatro fases y con el que, si se hace correctamente, podemos lograr que un cliente potencial llegue a ser prescriptor de la marca:

Imagen

 

Fuente: HubSpot

Esta tarea no es peccata minuta, hay múltiples herramientas con las que lograr esta conversión, sin embargo hay 3 aspectos fundamentales o clave que hay que tener en cuenta en cualquier caso:

– El marketing de contenidos: ofrecer contenidos valiosos de forma gratuita, sin pedir nada a cambio y con el fin de atraer al público objetivo. La estrategia busca aportar o generar valor sin necesidad de interrumpir ni estorbar al usuario.

– El SEO: os hablaba de ello en la entrada anterior. Hace referencia a la visibilidad que tiene nuestro espacio en la red frente a los ojos de buscadores como, por ejemplo, Google. Servirá de muy poco ofrecer una gran experiencia o contenido que sólo puedan disfrutar los que ya nos conocen, de hecho, resultará mucho más improductivo puesto que no conseguiremos más presencia en la red, no llegaremos a nuevos usuarios y perderemos el efecto exponencial que conlleva el buen uso y la combinación de ambos factores.

– Las social media o redes sociales: una presencia activa en las mismas, ayudará a la hora de promocionar los contenidos y facilitará la difusión de los mismos. Además, las social media son una fuente de información muy importante sobre las opiniones y gustos de los clientes

Si se trabaja todo ello de manera conjunta y con una buena estrategia, el éxito está garantizado.

Para acabar, os dejo con un ejemplo o caso práctico.

Me gusta volar es el blog creado por Iberia (al que podéis acceder desde aquí), una compañía o línea aérea que probablemente todos conocéis.

Imagen

Su estrategia de inbound marketing, des de mi punto de vista, es fantástica. Han creado un blog con distintos apartados en el que tratan todo tipo de temas y contenidos (evidentemente relacionados con los viajes), que resultan de gran interés para su público objetivo. Se habla de gastronomía, de ciudades o destinos vacacionales e, incluso, tienen un apartado o sección en el que comparten información que puede ser de gran utilidad para aquellas personas a las que les da miedo volar, por lo tanto, se dirigen no sólo a sus clientes, sino también a clientes potenciales.

El contenido es atractivo, relevante y compartido fácilmente por los usuarios. Además, hacen buen uso de las redes sociales y las dan a conocer por distintas vías, llegando a tener un número de seguidores bastante elevado. Del mismo modo, utilizan su Facebook y Twitter para promocionar el contenido del blog. Así pues, todo está conectado y, sumado, contribuye a mejorar el posicionamiento de la marca y lograr los objetivos de una campaña de inbound marketing que os explicaba anteriormente.

Bueno, esto ha sido todo por hoy… Espero que os haya parecido interesante y si tenéis oportunidad lo pongáis en práctica.

¡Un saludo a todos, nos leemos!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s